Unificar la información consiste en integrar datos provenientes de diferentes fuentes para convertirlos en información fiable para el negocio: los vuelve más valiosos.

La tecnología ha permitido que, sin importar dónde te encuentres, alcances un óptimo desempeño laboral. Sin embargo, para que esto ocurra, hay una acción que todavía numerosas empresas no han llevado a cabo.

Sin darse cuenta o prestándole la menor de las atenciones, muchas organizaciones han dejado a los colaboradores desposeídos para garantizar el flujo de trabajo y tomar decisiones basadas en la realidad. Hablamos de la unificación de la información y todo lo que hay que hacer para contar con datos fiables para el negocio.

Qué significa para el negocio unificar la información

Si se le pregunta a un ejecutivo financiero qué representa unificar la información, es probable que haga foco en el impacto sobre el presupuesto. Y es que, en algunos casos, unificar la información implica una inversión importante que depende de la cantidad de bases de datos empleadas, los lenguajes de estas y otras particularidades técnicas. Esto hace que muchas veces esta tarea no sea atendida como se debe. Pero, ¿cómo afecta a la larga no centralizar los datos? Si la empresa lleva años trabajando con distintas fuentes de información, sin que haya ocurrido un desastre, ¿por qué se debe cambiar?

La respuesta a esas dudas encontrará varias aristas que van a apuntar todas a algo muy claro en esta era: la información es poder. Por lo tanto, facilitar su acceso y tratamiento favorecerá el crecimiento del negocio y evitará sufrir rezagos.

Ya que el poder en el ámbito corporativo y comercial se puede manifestar de distintas maneras, reunimos los beneficios y ventajas más palpables de la unificación de la información que se pueden experimentar en casi todos los sectores.

Facilita la orientación al cliente

Usar los datos para tener una expectativa clara de la demanda del cliente es fundamental en un entorno de hipercompetitividad. Conocer impresiones sobre un producto recién lanzado y áreas de mejora es vital para mantenerse en el mercado. Más aún si nos fijamos que constantemente emergen nuevos modelos de negocios que pueden poner en jaque a las empresas que no renuevan sus prácticas.

Simplifica la carga laboral

En compañías con grandes flujos de datos, unificar las fuentes o bases permite agilizar los procesos de filtrado, eliminar el doble trabajo y llegar con más rapidez a información útil o estratégica. El tiempo es oro y ese que se libera se puede emplear para abordar datos más complejos que generan mayor valor para el negocio. El departamento de analítica lo agradecerá.

Acorta los tiempos de respuesta

Seguramente la mayoría como cliente estará cansado de contactar a una firma y que esta no logre solucionar el requerimiento porque no se puede acceder a la información necesaria en ese momento. Lo mismo ocurre a nivel interno de un departamento a otro. La centralización revierte esta situación y mejora los indicadores de servicio.

Mejora la toma de decisiones

Para diseñar estrategias que sirvan se debe contar con información fiable y actualizada. Unificar la información permitirá basar las acciones en la realidad y no en datos obsoletos o desordenados. En otras palabras, aumenta la inteligencia del negocio y disminuye los errores en torno a decisiones estratégicas.

Al final del día, las organizaciones desean obtener resultados con eficiencia y aumentar el tino de las decisiones. La unificación de las fuentes ayuda a lograrlo, también a evolucionar la gestión empresarial y operar bajo el concepto de capitalización de información: encontrando riqueza en los datos.

¿Deseas optimizar los procesos y tomar mejores decisiones a partir de la centralización de la información? Contáctanos para una evaluación.