CASO DE ÉXITO SOBRE UNIFICACIÓN DE LA INFORMACIÓN

Cliente: CAME

Con más de 25 años de existencia, CAME es una de las microfinancieras más sólidas de México. Por medio de sus recursos e instrumentos buscan impulsar a emprendedores y fomentar el desarrollo de negocios. Para cumplir su propósito se rigen por tres ejes: microcrédito, ahorro y actividades productivas. En 2013 fue reconocida con el primer lugar como institución de microfinanzas en el país. Cuentan con más de 300 oficinas a escala nacional, entre sucursales y agencias corporativas, y más de 4400 colaboradores.

Necesidad y desafío

La eficiencia operativa que el crecimiento sostenido de CAME demanda ha llevado a la institución a revisar continuamente su estrategia tecnológica. Se trata de una tarea con ciertos niveles de dificultad, porque se corre el riesgo de que el ritmo de trabajo aumente más rápidamente que las incorporaciones técnicas. A fin de contrarrestar esa situación, en los últimos años un esfuerzo importante de la empresa ha consistido en estar un paso más adelante que las exigencias del negocio, en anticiparse a los requerimientos.

Hablamos de un entorno difícil de abordar también por la batalla de mercado que presentan las Fintech. Asimismo, por la reconfiguración constante de los deseos de los clientes. De manera que para tener éxito en el proyecto tecnológico y salir victorioso en la lucha de la competitividad, la unificación de la información ha sido esencial.

Consolidar todo el cúmulo de datos de una financiera que genera a diario alrededor de 4000 archivos que se deben enviar a la central, desde varias decenas de oficinas distribuidas a lo largo y ancho de la república, ha supuesto entre Wundertec y CAME un reto no solo en materia de desarrollo de software e implementación. Lo ha sido de igual modo en materia de capacitación y transformación cultural para que se registre un aumento en la eficiencia. Considerando esto, la alianza entre ambas organizaciones ha implicado un duro quehacer para alcanzar un equilibrio entre la gestión del factor tecnológico y el factor humano.

La solución para la unificación de la información

Originalmente, la información operativa de CAME era manejada en formato Excel y almacenada en distintas bases de datos. Lo mencionado hacía que la realización de informes ejecutivos tomara al menos dos meses, un lapso nada prudencial para el sector. Partiendo de sus particularidades funcionales, el proceso para centralizar toda la información operativa requirió un trabajo módulo tras módulo.

Una vez examinadas las necesidades de las diversas áreas de la firma y entendiendo la accesibilidad y la movilidad como un requisito clave en la era digital, se optó por migrar a la nube de Amazon ­–AWS–. La decisión representó para la organización un cambio importante en términos de infraestructura. A partir de ahí se acortarían los tiempos de espera y eliminaría buena parte de los cuellos de botella detectados.

Implementación

Operar en la nube ha facilitado resultados rápidos y fiables en un marco de seguridad: una de las características que debía tener la solución desarrollada. Paralelamente, el tipo de arquitectura de software ha permitido trascender de la tradicional hoja de cálculo a sistemas más completos basados en inteligencia empresarial. Así, la toma de decisiones se ha visto agilizada. Hoy se avanza en la reorganización de las áreas.

Con los primeros análisis efectuados, luego de la puesta en marcha del desarrollo, se constató un incremento aproximado del 15 % sobre los ingresos netos de CAME.

Actualmente, debido a la adquisición de la sociedad por otra financiera que cuenta con más de 600 sucursales, se está evaluando incorporar el sistema la información de estas oficinas y mantener una sola plataforma de crecimiento empresarial.

Alianza tecnológica

La relación de CAME y Wundertec data de 2015 cuando se inició el estudio de las necesidades tecnológicas de la microfinanciera, poniendo el foco en la optimización de los procesos y la maximización de recursos.

En lo que respecta a la unificación de la información, la firma había intentado materializar el proyecto con al menos tres empresas tecnológicas, sin obtener resultados favorables hasta que se formalizó la incorporación de Wundertec.