La práctica del nearshore está comúnmente asociada a los procesos de tecnologías de la información.

La era digital ha hecho que cada día las empresas aumenten sus requerimientos tecnológicos, lo que exige disponer de múltiples recursos que abarcan desde personal técnico especializado hasta tiempo y costos en desarrollo e implementación. No obstante, aunque la tecnología hoy se presente más accesible en todos los sectores, la realidad muestra que no todas las compañías tienen la capacidad de cumplir con los requisitos comentados, ya sea por el core del negocio, el perfil de los colaboradores o el músculo económico.

Frente lo anterior, son numerosas las organizaciones que deciden ceder la gestión de sus necesidades de tecnologías de la información (TI) y así enfocar el talento en las tareas que responden con mayor acierto a la estrategia empresarial, a esta práctica se le conoce como nearshore, que no es más que una variante del outsourcing emprendida en un país vecino.

¿Cómo el nearshore beneficia el negocio?

El nearshore o la externalización de los procesos de negocio a un destino cercano que maneja el mismo huso horario y tienen ciertas vinculaciones geográficas, socioculturales y lingüísticas tiene el poder de aumentar significativamente la eficiencia de la firma contratante, pudiendo ser diversos los beneficios y ventajas a experimentar:

Desarrollo de proyectos sin aumentar la plantilla laboral y manteniendo costos

Las empresas de TI que operan bajo esta modalidad facilitan personal especializado para desarrollar proyectos de otras compañías, lo que permite contar por el tiempo necesario con una fábrica de software y toda la infraestructura que esta implica, respetando márgenes y a un costo menor que aquel que supone crear un departamento complejo.

Acceso a nuevas tecnologías y aumento de la competitividad

De un modo práctico y con rapidez, una empresa que se decide por el nearshore accede a tecnología de última generación para mejorar los procesos, retomar el control o aumentar la presencia en el mercado. Al dejar la tecnología a manos de los expertos, se evita el rezago tecnológico y se fortalece el foco sobre el negocio medular.

Mejora de la gobernanza de datos y la seguridad

Un aspecto incesante de las TI se asocia a las políticas emergentes y la seguridad. Con la externalización se facilita la implementación en un marco de cumplimiento vigente y de seguridad de avanzada para prevenir amenazas informáticas. Asimismo, es posible garantizar una correcta gestión de datos, a partir de la definición en conjunto de estándares y procesos referentes a la información.

Optar por el nearshore

Cuando una empresa necesita fortalecer sus facultades tecnológicas, bien vale recordar el popular refrán: zapatero a su zapato. Bajo esta perspectiva, el proceso de renovar la tecnología o impulsar el negocio con innovación con seguridad logrará ser más efectivo que aquel ejercido solo con la intuición o incorporando soluciones improvisadas que no solo pueden resultarle costosas a la organización, sino que la van a separar de la estrategia empresarial.

En Wundertec operamos en la modalidad nearshore, si deseas conocer más acerca de los beneficios de esta práctica, contáctanos para más información.