Diversas son las cualidades que fortalecen el atractivo de México para el nearshore. Identificamos las más relevantes.

En los últimos años hemos visto cómo el trono de la tercerización –o staffing de personal– ocupado por Asia ha sido desafiado por Latinoamérica. Países como India, China y Malasia, que históricamente han liderado la lista de proveedores a distancia, hoy compiten contra México, Colombia, Brasil, Chile y Argentina para dominar un mercado que no deja de crecer. Asimismo, que representa para las empresas contratistas una interesante oportunidad de crecimiento.

De las ventajas de la tercerización como práctica y la mirada puesta hacia Latinoamérica se ha configurado el nearshore como una forma de subcontratación ejercida entre países vecinos. Así, destinos como Estados Unidos y México encuentran en su relación comercial beneficios que impulsan la competitividad y la innovación.

México, nearshore y servicios de TI

Dejando a un lado la naturaleza de las actividades en torno a los servicios de tecnologías de la información (TI), que permiten que estos puedan ser brindados a distancia, el atractivo de México para el nearshore se ha formado a partir de cualidades puntuales que responden a lo buscado por las compañías estadounidenses. Por ello, es cada vez más frecuente encontrar que equis firma de Houston o Austin contrató a un proveedor de tecnologías de la información en Ciudad de México Guadalajara o Monterrey.

Según diversos estudios, las virtudes de México para el nearshore se pasean por varios puntos. Sobre todo, reposan en la geografía y transversalidades en torno al talento.

Somos vecinos

Aunque el proveedor de TI se ubique a unos cuantos kilómetros, es posible visitar la oficina del cliente con rapidez debido a la cercanía y la cantidad de rutas aéreas entre ambos países.

Usamos el mismo reloj

Muchas ciudades de EE. UU. y México comparten horario o tienen diferencias manejables, lo que da celeridad a las resoluciones. Convengamos que esperar a que amanezca al otro lado del mundo para afrontar una contingencia no puede ser opción.

Apretamos la mano igual

Se trata de dos naciones occidentales con ciertos códigos y costumbres similares. Aunado a eso, la conexión entre ambos países se remonta a la antigüedad y ha evolucionado para consolidarse de múltiples formas.

Dominamos el idioma de los negocios

EE. UU. es el país que mayores inversiones realiza en México. Esto deja de manifiesto que a nivel de negocios y conocimiento de las industrias hay un entendimiento sustancial. En contraste con otros países cuyo ecosistema empresarial resulta confuso y engorroso.

Tenemos talento bilingüe

Luego del inglés, en Estados Unidos el segundo idioma más hablado en el español. Por su parte, en México los esfuerzos por dominar el inglés se han intensificado en todos los sectores y niveles para elevar la competitividad y aprovechar las oportunidades que eso representa.

Se cuidan los números

Frente al costo operativo que en territorio estadounidense implica tener en planta a colaboradores especializados en TI, contratar los servicios en México puede representar un ahorro significativo. De igual manera, da el chance de crecer en un marco de innovación manteniendo los márgenes.

Al final del día, las organizaciones que requieren servicios tecnológicos buscan la optimización de los recursos y crecer sin que esto represente gastos y esfuerzos excesivos. Para que México siga subiendo escalones en el ranking del nearshore, queda por parte del sector oficial agilizar la burocracia y los acuerdos laborales para que se incentive una mayor relación comercial.

Acelera el crecimiento empresarial con un esquema de contratación que responda a tus necesidades de negocio. Contáctanos para más información.

Es de interés: Qué tener en cuenta al subcontratar una fábrica de software