El financiamiento de innovación tecnológica aplicada a la salud nunca fue tan importante como en tiempos de pandemia y post pandemia.

Clínicas, hospitales, médicos, sistemas de salud gubernamentales, startups,
todos los sistemas de atención médica han buscado cómo subirse a la ola
de la digitalización de los servicios de salud y adoptar las herramientas que
surgieron o se consolidaron en los últimos dos años.

Las herramientas de telemedicina, los dispositivos médicos digitales y el
software de administración y operación son las soluciones más buscadas
por los prestadores de servicios de salud, quienes vieron en ellas la manera
de adaptarse a la nueva realidad que presentó la crisis sanitaria.

Sin embargo, la inversión en la transformación digital no es tan sencilla
como parece, y mucho menos en el sector salud, donde deben tomarse
en cuenta otros factores relevantes, como la usabilidad del paciente y la
preparación del personal médico, los dos grandes usuarios de estas tecnologías.

Ante este panorama, los sistemas hospitalarios se han planteado la
pregunta: ¿cómo financio la transformación digital que quiero o que necesito?

En este reporte se conocerá el panorama sobre inversión, financiamiento y
posibilidades para adoptar nuevas tecnologías en los distintos ecosistemas
de salud.

El financiamiento de salud digital no solo es encontrar el capital para
adquirir el producto, requiere de una serie de consideraciones tan básicas
como el saber si mi empresa tiene la madurez tecnológica para implementar dicha solución; si tengo al personal capacitado para utilizarla, o si la infraestructura actual del hospital soportará una innovación tecnológica como la que quiero.

Además, el reporte planeta distintas posibilidades de financiamiento que
existen en el mercado y que cada vez son más, conforme crece el interés
por invertir en la industria de la salud.

Queremos agradecer a todos los especialistas de la industria que
participaron en la elaboración de este reporte, así como a Amazon Web
Services y Ergotron por patrocinarlo.

LA INVERSIÓN EN TECNOLOGÍA DIGITAL ANTES Y DURANTE LA PANDEMIA

La salud digital se vislumbraba como una de las tendencias más importantes para la industria desde hace una década, pero la pandemia por Covid-19 aceleró la adopción de estas nuevas tecnologías, dispositivos y software, que han transformado la atención del paciente en los últimos dos años. El confinamiento de la población y la saturación de los servicios de salud provocó la búsqueda de nuevas opciones para atender a los pacientes con las herramientas digitales que ya existían, y las que se fueron desarrollando y adaptando durante la crisis. Por un lado, las empresas se vieron en la necesidad de impulsar la innovación y el acceso a herramientas suficientes a los médicos para atender y monitorear a sus pacientes sin el riesgo de contagiarse de coronavirus. Hospitales y clínicas invirtieron en nuevas tecnologías para digitalizar sus servicios, no solo en la atención del paciente, también en la operación administrativa y logística. Los sistemas hospitalarios adoptaron tres factores, áreas, servicios de salud digital: software administrativo, telemedicina y dispositivos digitales.

Hospitales y clínicas invirtieron en nuevas tecnologías para digitalizar sus servicios, no solo en la atención del paciente, también en la operación administrativa y logística. Los sistemas hospitalarios adoptaron tres factores, áreas, servicios de salud digital: software administrativo, telemedicina y dispositivos digitales. De los tres, la telemedicina es el que más crecimiento e inversión tuvo en los últimos años. El CENETEC informó que, de enero a noviembre de 2020, se realizaron más de 5 millones de acciones relacionadas con la telemedicina en los sistemas de salud estatales.1 Y a nivel global, la inversión en los negocios en telemedicina fue de 4.300 millones de dólares en 2020, un crecimiento de 139% comparado con el 2019, según datos de la encuesta Global Top Health Industry Issues 2021 de la consultora PwC.2 Por su parte, los usuarios de los servicios de salud se acercaron a los servicios digitales, sobre todo herramientas y aplicaciones, para acceder a una consulta, seguir un tratamiento o atender una emergencia médica, evitando el contagio de coronavirus.

” Con esta situación, también se han presentado valiosas oportunidades que han aprovechado tanto hospitales e instituciones de salud, como proveedores y empresas de tecnología. ¿Para qué? Para desarrollar un nuevo concepto que da pie a negocios y servicios más eficientes en el sector. Ese concepto es el de la salud digital “ “ explica Alexandro Arias, socio líder de la industria de Ciencias de la Vida y Cuidado de la Salud en Deloitte Spanish Latin America. “

Mucho se ha hablado en estos dos años de la salud digital, pero ¿a qué nos referimos cuando hablamos de salud digital? La Organización Mundial de la Salud (OMS) la define de la siguiente manera: 

“Es el campo del conocimiento y la práctica relacionado con el desarrollo y la utilización de las tecnologías digitales para mejorar la salud. Esta definición abarca la cibersalud (…) y la salud digital amplía el concepto de cibersalud en la medida en que incluye a los consumidores digitales, junto a una gama más amplia de dispositivos inteligentes y conectados. También abarca otros usos de las tecnologías digitales en el ámbito de la salud, como el internet de las cosas, la informática avanzada, la analítica de macrodatos, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático y la robótica.”

La definición de la OMS abarca a los tres grandes usuarios de estas tecnologías: las empresas desarrolladoras, los prestadores de servicios y los pacientes. Sin embargo, son los prestadores de servicios de quienes nos ocuparemos en este informe, para analizar a fondo las inversiones que han hecho en esta materia, a fin de mejorar la atención del paciente, al mismo tiempo que optimizan recursos y operaciones.

Alexandro Arias explica que la digitalización de los procesos en salud cobra relevancia porque se puede generar mayor eficiencia en la operación de los hospitales, al mejorar los flujos de trabajo con herramientas digitales que integran las funciones operativas.

El especialista de Deloitte ejemplifica: con dichas herramientas, el paciente tiene la posibilidad de hacer un check-in electrónico al entrar a un hospital; su expediente médico pasaría a todos los médicos que lo revisarán; su tratamiento podría seguirse en distintas plataformas digitales y, al final, podría tener una alta médica.

Todo esto sin tener que desplazarse todo el tiempo para asistir con los especialistas que deban revisarlo.5

La idea de contar con un sistema así de digitalizado fue puesta a prueba durante la crisis por Covid-19, que representó un reto sin precedentes para la atención en salud de los mexicanos, sin importar si se trataba de un servicio público o privado. 

” El personal médico fue sometido a largos periodos de trabajo y estrés, el equipamiento y las tecnologías en salud digital médica se llevaron al límite de sus capacidades y disponibilidad para probar que tan eficientes y efectivos pueden ser cuando se requiere un servicio médico tan urgente, explica Fernando Méndez Gil, director comercial de Healthcare Systems de México “

La necesidad de servicios, tecnología y operaciones más eficientes llevó a un crecimiento exponencial de la inversión en salud digital en los últimos años.

INVERSIÓN EN SALUD DIGITAL: CRECIMIENTO A FUTURO

En los últimos 10 años, las inversiones relacionadas con tecnología e innovación en el sector crecieron de manera sostenida y acelerada, como muestra el informe de Statista 2022, que muestra la evolución anual de la inversión total que realizó la industria desde 2010 y hasta el año de la pandemia.

De hecho, los datos demuestran que en 2020 —con el auge de la pandemia por Covid-19—, las inversiones en salud digital se dispararon en comparación con los años anteriores, en los que ya se había visto ese crecimiento sostenido. Y en 2021 la adquisición de salud digital continuó creciendo: en los primeros nueve meses del año, la inversión global en este sector llegó a los 31.3 billones de dólares. 

“Con esto en mente, podemos suponer que el panorama para los próximos años continuará con la tendencia actual (al alza), máxime si consideramos que la pandemia por Covid-19, realmente ha acelerado la adopción de soluciones de salud digitales, “ “ afirma María Fernanda, consultora de salud en Common Management Solutions.”

Pero no solo la compra de herramientas, software y dispositivo se ha incrementado. Ante la demanda de nuevos productos que atiendan las necesidades actuales, el valor del mercado de salud digital también va al alza.

Se estima que, en 2024, solo el mercado de Estados Unidos tendrá un valor de 150 billones de dólares, que equivale a 40% del valor del mercado a nivel mundial. Las inversiones que están haciendo empresas como Amazon, IBM y Apple en salud digital están aumentando el valor del mercado en este sector.7

Pero Estados Unidos no es el único país que está apostando por el desarrollo, la innovación y la adopción de la salud digital: Alemania, China, Japón, Países Bajos, Estonia, España, Israel y Canadá son otras de las naciones en las que se impulsa la salud digital, incluso en muchas de ellas se establecieron programas y se han planteado iniciativas de reforma para integrar el tema en las legislaciones sanitarias.

Por su parte, empresas como Philips, Pfizer, Doctoralia, KSI Blockchain, Fujitsu, Siemens, Fresenius y otras tantas trasnacionales están trabajando en proyectos que involucran gobierno, universidades y centros de investigación, para continuar innovando en materia de salud digital.8

¿EN QUÉ ESTÁN INVIRTIENDO LOS SISTEMAS HOSPITALARIOS? 

Al hablar de instituciones de salud (hospitales y clínicas, consultorios médicos, Startups enfocadas a la atención de la salud, se puede ver que hay tres razones primordiales por las que están haciendo esta inversión, explica María Fernanda González de Common Management Solutions: 

“Tomando en cuenta estos puntos, los proyectos de inversión en salud digital están relacionados con productos de consumo directo por el paciente como los wearables; en soluciones que abordan los aspectos administrativos con la atención en salud; con la interoperabilidad de los servicios hospitalarios, y con la automatización de procesos a la par de la incorporación de inteligencia artificial en los procesos sanitarios “ “ dice la consultora.”

Como se puede observar, la inversión en este tema es tan diversa como la prestación de servicios y abarca varias áreas.

En este sentido, Victor Medina, presidente de HL7 Capítulo México, explica que la compra de herramientas se enfocó en soluciones administrativas y de operación: 

Fernando Méndez, de Healthcare Systems de México, coincide con Medina en el tema administrativo, y añade que las inversiones en el cuidado de la salud y la atención del paciente fueron en:

“El panorama en salud digital es alentador y son muchos los especialistas que han asegurado que la inversión en salud digital permitirá a los pacientes acceder a una atención oportuna y mejorar su experiencia con una atención preventiva, personalizada y participativa” asegura Ricardo Miguel, CEO de CLIVI Health.9

El cambio que podría traer a los ciudadanos es tal, que organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), se ha pronunciado por invertir en la digitalización de la salud.

En tanto, la OMS publicó el año pasado la Estrategia mundial sobre salud digital 2020– 2025 con la que se busca establecer un piso para que los países inviertan e implementen la salud digital dentro de los servicios de atención médica, y los prestadores de servicios cuenten con lineamientos que les permitan tomar mejores decisiones.

¿QUIÉNES INVIERTEN EN INNOVACIÓN TECNOLÓGICA?

Las empresas prestadoras de atención médica son muchas y muy variadas: datos gubernamentales revelan que en el país hay 23,858unidades de salud, sin considerar los consultorios del sector privado.

Al desglosarlas por sector, especialidad, número de camas y nivel de atención, se puede observar que la mayoría de los hospitales son pequeños y en la mayoría de los establecimientos de salud brindan atención ambulatoria.

Sin importar el tamaño o tipo de atención que brinden, todos los establecimientos han mostrado interés en la transformación digital y la adquisición de herramientas, software o equipos y dispositivos médicos que contribuyan a dicha transformación.

La adopción de productos y servicios de salud digital se ha estabilizado después de dos años de crisis y adopciones de emergencia, con una demanda sostenida de los servicios digitales que se han desarrollado y la consolidación de sus implementaciones, disipando así las dudas sobre el desplome de este mercado una vez que termine la pandemia. Se espera que las nuevas empresas de salud digital aprovechen la necesidad de eliminar procesos administrativos costosos, de liberar a los médicos de trámites innecesarios y de habilitar la atención médica a escala.

Esto junto con el paso obligado a la medicina individualizada, personalizada y de alto contacto, en la que se espera haya mayor inversión a partir de ahora.11 No obstante, cada sistema de atención medica debe tener claridad sobre los alcances y limitaciones al momento de hacer una gran inversión en tecnología.

“El costo-beneficio se calcula con la diferencia entre beneficios presentes y futuros y los costos en los que la institución o sistema incurrirá para su realización, considerando por un lado la estimación en términos monetarios y los costos-beneficios relacionados con las metas u objetivos a alcanzar en función del sistema o institución (desde una startup relacionada con salud, hasta hospitales chicos, medianos y grandes) “ “ explica María Fernanda González, consultora en salud de Common Management Solutions.”

Victor Medina, presidente de HL7 Capítulo México, señala que los sistemas de salud deben definir necesidades y requerimientos de la organización, sin importar el tamaño o el sector, y qué es lo que se puede y debe adoptar.

Para tomar la decisión de adquirir o desarrollar una solución, el especialista señala que se deben considerar por lo menos estos 5 factores:1

1 Nivel de madurez de la organización: En el que deben evaluarse aspectos de gestión y compromiso directivo, gobernanza, planeación financiera dedicada al proyecto y su sostenibilidad, recursos humanos especializados, infraestructura de conectividad y redes, infraestructura física, entre otras.

2 Procesos: Las organizaciones deben tener claro que los sistemas o soluciones no son mágicos y no van a resolver problemas de gestión y operación por sí mismos. Para esto, debe realizarse un mapeo de procesos y procedimientos operativos y administrativos que se conviertan en el sustrato de operación de las soluciones. Una organización que no cuenta con procesos definidos difícilmente podrá adoptar, transparentemente, una solución digital y esta es una causa importante de fracasos en implementaciones en salud.

3 Gobernanza o gestión de datos: Desde el registro hasta el uso secundario de la información, el manejo de los datos requiere formalidad para asegurar su flujo seguro. El control de los accesos, el registro estructurado, el almacenamiento ordenado y seguro, la disponibilidad segura y confidencial de la información y el aseguramiento del uso adecuado de la misma son aspectos que deben evaluarse o implementarse antes de la adquisición.

4 Gestión del cambio: Este aspecto tiene tanta relevancia que requiere ser atendido desde las etapas previas a la adquisición. La capacitación del personal para mejorar habilidades digitales, el entendimiento puntual de lo que se espera del personal, los beneficios del proyecto, la identificación de “campeones” clínicos y no clínicos, el involucramiento y empoderamiento de los colaboradores con el proyecto. Y algo muy importante: centrar la planeación, adquisición e implementación en las necesidades y requerimientos de los usuarios. La falta de esta gestión asegura el fracaso de la implementación.

5 Selección e proveedores: Tradicionalmente se delega esta toma de decisiones al personal de TI de las organizaciones de salud o incluso a los directivos administrativos. La selección del proveedor es un proceso que requiere la participación de todos los involucrados y muy importantemente del personal clínico. Las organizaciones contratan la colaboración de expertos en el área de Informática en salud para ayudarles a llevar a cabo la selección y no delegar este trabajo a personal inexperto. Con esto en mente, analicemos las posibilidades de financiamiento en salud que tienen las distintas unidades de atención médica que funcionan en el país.

HOSPITALES Y CLÍNICAS DEL SECTOR PÚBLICO

Como ya mencionamos, en el sector público existen mil 182 hospitales, de los cuales 718 atienden a la población sin seguridad social, el resto son para derechohabientes del Seguro Social o del ISSSTE. Del total de ese tipo de instalaciones del sector público, alrededor de 86% son hospitales generales, es decir, 1,016. El resto atienden temas de especialidad.

Y todos ellos tienen en conjunto 114 mil 937 camas. Al depender de los recursos públicos, los hospitales y clínicas de este sector tienen reglas muy específicas para adquirir herramientas y servicios digitales, además de que deben cumplir con lineamientos establecidos por la Secretaría de Salud, tanto federal como las estatales, para hacer compras.

1 Definición de herramientas y servicios necesarios para la transformación digital: El sistema de salud público mexicano cuenta con guías definidas sobre adopción de tecnología, especialmente las del Centro Nacional de Excelencia en Tecnologías de Salud (CENETEC), que son un buen punto de arranque al momento de tomar una decisión sobre las áreas que requieren una inversión tecnológica, explica Fernando Méndez, director comercial de Healthcare Systems México. El CENETEC cuenta con el Certificado de Necesidad de Equipo Médico (CDNEM), una herramienta desarrollada por el centro para apoyar a los tomadores de decisiones a evaluar las inversiones en materia de equipo médico altamente especializado y de costos superior a los 2.2 millones de pesos.

Con este certificado se realiza un análisis que contempla criterios técnicos, demográficos, de cobertura, epidemiológicos, mecanismos de incorporación, características técnicas del proyecto, costos de inversión y de operación en el mercado, con la finalidad de evaluar el beneficio para los pacientes. Todo el equipo médico que se solicita por esta vía debe estar incluido en el Compendio Nacional de Insumos para la Salud, y el proyecto de compra debe apegarse al Plan Maestro Sectorial de Recursos de Atención a la Salud.13 Fernando Méndez explica también que el CENETEC cuenta con áreas específicas para la asesoría en telemedicina, certificados de necesidad de equipo médico, y metodología en materia de tecnologías para la salud. 

2 Costo-beneficio de la inversión de transformación digital: Una inversión justificada sobre el monto de la inversión que se hará y los beneficios esperados con la adquisición es uno de los retos más importante para los hospitales, las clínicas de las Secretarías de Salud y cualquier institución pública, dice Fernando Méndez. En el caso del sector público, señalan los especialistas, la lista de beneficios debe estar alineada con la reducción de atención médica a los pacientes y de los costos que dicha atención genera. Por ejemplo, un equipo de innovación en cirugía como el robot Da Vinci, que se utiliza para cirugías de urología en distintos hospitales de especialidad del sector público, debe reducir los días de recuperación del paciente en el hospital, así como el uso de medicamentos para tratar el padecimiento, y mejorar la calidad de vida de la persona. A través del Diario Oficial de la Federación, la Secretaría de Hacienda publica los lineamientos para la realización de los análisis costo – beneficio en proyectos de inversión, por lo que es crucial medir la oferta actual de tecnologías digitales de salud en la zona de influencia, medir el beneficio esperado, que en el caso de instituciones públicas son los ahorros en la atención.

3 Financiamiento de la salud digital: En el sector público es necesario y obligatorio revisar el marco legal al momento de realizar una inversión en salud digital para un hospital público, ya que existen distintas figuras con las que se puede adquirir un equipo médico o software. Además, la inversión debe considerar la adquisición, pero también el mantenimiento necesario y la capacitación del personal para su operación, por lo que la entidad responsable debe analizar presupuestos futuros para garantizar el uso continuo de la adquisición. Para ello, existe un proceso dentro de los lineamientos del CENETEC con reglas específicas para la adquisición, implementación, operación y salida de las compras en salud digital. 

EL FUTURO DE LA MEDICINA, HOY. TELEMONITOREO DE TRATAMIENTOS CARDIOLÓGICOS

Caso de éxito en el sector público. Instituto Nacional de Cardiología.

El Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez (INC) es una institución de atención médica, enseñanza e investigación científica perteneciente a la Secretaría de Salud de México. Su objetivo principal en el ámbito de padecimientos cardiovasculares es la investigación científica, la formación y capacitación de recursos humanos calificados y la prestación de servicios de atención médica de alta especialidad, y cuyo campo de acción comprende todo el territorio nacional.

Cambiando el paradigma de la medicina tradicional

La insuficiencia cardíaca es un padecimiento en el que se requiere hacer ajustes en el tratamiento conforme al comportamiento clínico de los pacientes en casa. Esto solo es posible con la medición constante de variables como la presión arterial, la frecuencia cardíaca, el peso, la cantidad de ejercicio que hace y la cantidad de líquidos que toma. 

” Tradicionalmente, el paciente o su cuidador llevaban ese registro en forma manual, en un papel o libreta, y cuando acudía a consulta, el médico veía ese registro y confirmaba o ajustaba el tratamiento. Sin embargo, al estar en un papel, esta información se perdía, señaló la doctora Amada Álvarez, médico adjunto de la Clínica de insuficiencia cardíaca y trasplante del INC. “

Esta pérdida de información impide que las autoridades diseñen estrategias de salud pública para que, de forma eficiente, puedan detectar y tratar a los pacientes con falla cardiaca. Además, los padecimientos cardiovasculares son el punto de unión de muchas enfermedades concomitantes, las cuales afectan 3 veces más en América Latina que en el resto del mundo, debido a cuestiones como la obesidad, la diabetes y la hipertensión.

Desarrollo con Wundertec

Previo a la pandemia por COVID-19, el INC inició el proyecto de desarrollo de una herramienta digital que permitiera dar seguimiento al tratamiento de los pacientes. Pero con la contingencia sanitaria se aceleró el proceso, ante la necesidad de disminuir drásticamente el número de consultas presenciales.

” A partir de ahí, fuimos de la mano con Wundertec — socio de negocio de AWS—, porque teníamos que adaptar la tecnología para que fuera muy entendible para el paciente. Porque era muy fácil decirle al paciente que se tome la presión y que apunte en un papel; y ahora es decirle que tome su teléfono, que descargue una aplicación, que ingrese todos sus datos y que ahora va a llevar sus registros en un medio digital, comentó el Dr. Carlos Guizar, Médico Adjunto de la Clínica de Insuficiencia Cardíaca y Trasplante del INC. “

Sorprendió que más del 70% de los pacientes tienen acceso a un teléfono inteligente (sin importar de qué gama), ya sea propio o por parte de su cuidador, y cuentan con experiencia en el uso de aplicaciones. El INC acordó con Wundertec la elaboración de la aplicación Cardio Enlace, una herramienta muy amigable, que entiende muy bien el contexto sociocultural del paciente y que ha demostrado ser una herramienta muy eficiente

Cuando el paciente utiliza la aplicación y toda esa información se guarda en la base general de datos, pueden establecerse rangos máximos y mínimos, así como datos de alarma. De esta manera, en caso de que algún dato saliera de rango, el personal médico puede adelantarse a la descompensación de algún paciente, contactándolo de inmediato para identificar el problema y corregirlo.

Soluciones tecnológicas hacen de la telemedicina una realidad

Vaceleración de la innovación y la transformación digital en los servicios de salud, aprovechando las soluciones de software en la nube y el análisis de datos a gran escala que brinda AWS. Actualmente podemos ver soluciones tecnológicas cuyo objetivo es modernizar la atención, mejorar los resultados de los pacientes, cumplir con las regulaciones e impulsar el potencial de los datos de atención médica.

Tres ejemplos que a primera vista parecieran simples, pero que generan gran impacto en la atención médica, son la primera línea de atención remota, el telemonitoreo de tratamientos cardiológicos y el lavado de manos.

Primera línea de atención

Uno de los retos que impuso la pandemia es poder brindar atención médica de manera remota, mejorando la experiencia del paciente.

El objetivo es realizar telemedicina sin contacto físico, a través de consultas y seguimiento a los pacientes sin que estén físicamente en el hospital. Con las soluciones de telemedicina desarrolladas por los socios de negocio de AWS y el apoyo del equipo médico es posible registrar y evaluar signos vitales como presión arterial, temperatura, saturación de oxígeno, niveles de glucosa e índice de masa corporal y peso, así como los cambios que pudieran tener a lo largo del tiempo.

Toda esta información en tiempo real permite que el médico pueda valorar al paciente a distancia, realizar un diagnóstico oportuno y, en consecuencia, establecer el tratamiento adecuado.

Telesalud para tratamientos cardiológicos

Recientemente, el Instituto Nacional de Cardiología, con el apoyo de Wundertec, implementó una aplicación móvil llamada Cardio Enlace, la cual hace posible que los pacientes con falla cardíaca lleven un registro digital de variables como la presión arterial, la frecuencia cardíaca, el peso, la cantidad de ejercicio que hace y la cantidad de líquidos que toma.

Así, cuando el paciente acude a consulta, el médico tratante ya cuenta con todo el historial pormenorizado de las variables clínicas, lo que permite brindar una mejor consulta.

Esta información se concentra en una base de datos en donde se establecen parámetros mínimos, máximos y de alerta. De esta manera, en caso de que algún dato saliera de rango, el personal médico puede adelantarse a la descompensación de algún paciente, contactándolo de inmediato para identificar el problema y corregirlo

” El uso de dispositivos electrónicos como auxiliares en la medicina, permite hacer más eficiente la asistencia del paciente a consulta y el telemonitoreo de su tratamiento. Pero también ayuda a establecer bases de datos que permitan tomar mejores decisiones en salud pública, concluyó el doctor Francisco Baranda, subdirector de especialidades médicoquirúrgicas del INC. “

Control inteligente para la higiene de manos

Las manos son el principal medio de transmisión de bacterias. Miles de personas mueren en todo el mundo por infecciones adquiridas mientras reciben atención médica. De ahí la importancia de aprovechar la tecnología para eliminar esa fuente de contaminación.

Edgar Téllez, arquitecto de soluciones para AWS para del Sector Público, señala que con el sistema Panorama, de AWS se pueden crear aplicaciones de visión, conectando cámaras IP en la red ya existente. En este sistema se crean modelos para el análisis de las imágenes que transmiten las cámaras.

Una alternativa es la instalación de AWS DeepLens, que integra una cámara de video con aprendizaje profundo, y que permite integrar modelos de inteligencia artificial y de machine learning para analizar en tiempo real las imágenes que captan.

De esta manera es posible monitorear de manera automática las zonas críticas de un hospital y donde se tienen que respetar los lineamientos de higiene correcta de manos. Una alternativa es la instalación de AWS DeepLens, que integra una cámara de video con aprendizaje profundo, y que permite integrar modelos de inteligencia artificial y de machine learning para analizar en tiempo real las imágenes que captan.

De esta manera es posible monitorear de manera automática las zonas críticas de un hospital y donde se tienen que respetar los lineamientos de higiene correcta de manos

Conozca más sobre AWS para el sector salud en este código.

HOSPITALES, CLÍNICAS Y CONSULTORIOS PRIVADOS

Si bien el sector privado es más pequeño que el público, las inversiones que se realizan en él son mucho mayores por el interés de las empresas en generar servicios de excelencia y la satisfacción del paciente. En el sector privado, la gran mayoría de los hospitales son clínicas enfocadas a temas de maternidad y consulta. Se calcula que alrededor de 70% de las unidades privadas con servicios de hospitalización tienen menos de 10 camas y apenas 6% cuentan con más de 25 camas.14

1 Definición de herramientas y servicios necesarios para la transformación digital Contrario a lo que ocurre en el sector público, en el privado las empresas tienden a cuidar los costos e ingresos, por los que las opciones de salud digital en temas administrativas suelen tener mayor importancia, explica Fernando Méndez. Con esto en mente, las principales inversiones se hacen en control de inventarios, recursos humanos, gestión de convenios con aseguradoras y todo lo que concierne al control digital médico administrativo, como los sistemas de administración hospitalaria (HIS por sus siglas en inglés), el expediente clínico electrónico y los sistemas de gestión de camas y pacientes. Fernanda González, consultora en salud de Common Managemente Solutions explica que en los consultorios particulares tienen el mismo interés por herramientas que atiendan las necesidades básicas que tienen: las herramientas para la gestión de pacientes y las de gestión clínica. 

“Existen herramientas que ofrecen ambas funciones en un único producto o bien, adquirir diferentes herramientas que cubran los aspectos clínico y administrativo; y con clínico, no hago referencia solo a práctica médica, sino a la práctica de la psicología, o a la práctica odontológica. Incluso, podríamos ir más allá con las ofertas digitales fuera de la esfera clínica y hablar de marketing digital para la promoción de mi consultorio, o de la imagen misma del médico que ejerce en ese consultorio, por ejemplo, dándonos de alta en directorios médicos explica María Fernanda González.”

En el sector privado, los diversos análisis realizados a hospitales digitalizados han demostrado que se han logrado ahorros importantes y un aumento en los ingresos a mediano plazo cuando se realiza una implementación correcta de los sistemas automatizados y los procesos digitales, explica Méndez.

No obstante, esta tecnología debe implementarse en conjunto con el sector central del hospital y la dirección médica, conformando un grupo interdisciplinario que revise las propuestas de inversión en transformación digital y coadyuve en su implementación.

Y así como se decide en las soluciones digitales para la parte administrativa, este grupo también debe analizar y tomar decisiones sobre la inversión en equipo médico digital. Méndez señala que hoy en día hay una gran variedad de tecnología en materia de equipos y dispositivos: digitalización de imágenes médicas, monitorización de pacientes a distancia y procesamiento digital en el laboratorio, entre otras tantas opciones que hay en el mercado. Sin embargo, esta gran cantidad de ofertas en el mercado también pueden hacer que los tomadores de decisión caigan en la trampa de creer que este equipo beneficiará a su sistema hospitalario y representará un retorno de inversión rápido.

Por ello, la Organización Mundial de la Salud recomienda realizar una pre-evaluación en la que se plateen las siguientes preguntas: ¿Cuál es la situación actual de las tecnologías en mi hospital? ¿Qué antigüedad tiene? ¿Qué tecnologías solicitan las diferentes áreas del hospital? ¿A qué población y en qué grado beneficiará la tecnología seleccionada? ¿Se cuenta con el recurso humano para poder operar a lo largo del tiempo esta tecnología? Se cuenta con la capacidad financiera para poder mantener la tecnología a lo largo del tiempo (mantenimiento)?

Esta evaluación también debe contemplar el objetivo de negocio que se busca alcanzar con esta inversión, para así poder buscar al proveedor que tenga el servicio que cada hospital, clínica o consultorio necesita.

2 Costo-beneficio de la inversión de transformación digital Fernando Méndez explica que, aunque existen otras formas de evaluación, el hacer un análisis costo beneficio de la inversión en tecnologías de la salud ha demostrado ser la forma más práctica e importante para determinar si se puede hacer o no una compra. Los especialistas señalan que se deben hacer distintas comparaciones y revisiones, tanto al interior de la empresa hospitalaria como con los fabricantes y proveedores. Fernanda González expone que la primera revisión, al interior de la organización, debe visualizar 5 beneficios de una inversión que transforme a la organización desde el aspecto clínico y administrativo:

Acceso inmediato a la información del paciente, en cualquier momento y desde cualquier lugar.

Disminución de la brecha para el acceso a los servicios de salud.

Optimización de procesos administrativos que impacten en la atención del paciente Se evita pérdida de la información y se generan ahorros en almacenamiento y espacio, además de contribuir a reducir residuos.

Recolección de datos oportuna, lo que genera información de calidad para la toma de decisiones que impactan al personal médico y al paciente.

En tanto, la comparación de una tecnología médica contra otra debe considerar puntos como el costo total y el desembolso real que se debe realizar, así como preguntar si existen opciones con o sin anticipos, comenta Méndez.

Una vez que se hicieron estas comparaciones y análisis, se debe evaluar el retorno de inversión que se espera con esta compra, y que puede ser vista en ingresos adicionales durante un periodo de tiempo. Méndez recomiendo que, para fines de comparación, se deben expresar tanto los costos como los beneficios en unidades monetaria, para lograr una comparación objetiva entre diferentes inversiones tecnológicas.

Por ejemplo, al comparar la adquisición de una tecnología de imagen digital contra un expediente clínico electrónico se debe considerar el número de médicos y técnicos que se requerirá para operar las tecnologías, los costos de instalación, y por supuesto los costos de mantenimiento a lo largo del tiempo, que suele ser altos en herramientas digitales.

Los ingresos de los dispositivos médicos suelen verse en el número de procedimientos o estudios a realizarse a lo largo del tiempo, y en el caso de sistemas médico, se tiende a ver un ahorro a mediano plazo, e ingresos nuevos en el largo plazo.

3 Financiamiento de la salud digital En el sector privado es importante que los hospitales y clínicas trabajen sobre su situación financiera, la cantidad de activos, sus ingresos anuales, su cantidad de pasivos y apalancamientos. Todo esto es importante para los financiadores al momento de evaluar si un hospital o consultorio es sujeto de crédito o no. Esto también les permite a las empresas tener una tener una idea previa sobre si le será posible financiar tecnología. Después de eso, es necesario priorizar las necesidades de mejora a implementar en el sistema hospitalario o clínica, para después tomar decisiones de inversión en el corto, mediano y largo plazo, plantea María Fernanda González.

STARTUPS DE SALUD 

En México solo 7% de las startup están enfocadas en la industria de la salud, aunque su valor de mercado está valuado en 27.9 millones de dólares según una investigación de Global Data y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE por sus siglas en inglés).15

En los últimos años han surgido numerosas empresas que se dedican al diagnóstico y atención del paciente, respondiendo a una demanda de falta de acceso a servicios de salud costeables y de rápida atención en el sistema público.

Estas empresas además se valen de la innovación tecnológica y el uso de herramientas innovadoras, como la inteligencia artificial, para mejorar la atención del paciente y optimizar sus recursos. Y si bien en México todavía ninguna de ellas ha alcanzado una gran ronda de inversión o el título de unicornio que ostentan las Fintech, Ricardo Moguel, fundador y CEO de CLIVI Health asegura que las empresas deben mostrar a los mercados que se puede hacer mucho en temas de innovación en salud.

“Desde mi punto de vista, observaremos más startups que buscan mejorar el acceso a salud a través de la reducción de costos de tratamientos existentes, reducción a las barreras de acceso aumentando la conectividad y en mejorar la precisión del diagnóstico y tratamiento. Por consecuencia veremos más inversión en medicina, veremos más startups enfocadas en cómo curar el cáncer o cómo erradicar la muerte por falta de atención”

1 Definición de herramientas y servicios necesarios para la transformación digital Las startups en salud han aumentado y la mayoría de ellas nacen siendo digitales, por lo que la inversión en la adquisición de nuevas tecnologías y la actualización de las que ya tienen son temas esenciales para estas empresas.

“Las startups somos nativas digitales, una startup no se transforma a lo digital, nace siendo digital. Esto es indiferente de si tu producto o servicio final es digital o no. El propósito de la mayoría de las startup, y el beneficio, es que las soluciones que se plantean son impensables en el mundo tradicional, explica explica Ricardo Moguel.”

Este es el caso de CLIVI, una empresa que atiende a pacientes con diabetes a través de una aplicación y un glucómetro, gracias a una plataforma de atención medica remota que atiende además sus dudas y guía a los pacientes para apegarse al tratamiento y tener una vida más sana.

Pero para lograr esta atención remota, las start ups también invierten en talento humano.

“Nosotros invertimos fuertemente en nuestro equipo de tecnología quien trabaja en machine learning y así poder dar respuesta inmediata a dudas comunes de personas que viven con una enfermedad crónica (…) también en el departamento de Research & Development, para probar hipótesis de resolución a problemas y por ejemplo encontrar la forma más eficiente de acercar la salud a una persona que lo necesita”

Por su parte, Francisca Vargas, fundadora y CEO de Galena Medical, explica que toda la inversión en herramientas de salud digital deber estar alineadas al objetivo de negocio, mismo que fue creado a partir de un estudio de mercado.

2 Costo-beneficio de la inversión de transformación digital Las decisiones que están tomando estas empresas se hacen con base en los objetivos de cada una y el presupuesto que se tiene, pues no todas han logrado “levantar” la misma cantidad de capital para invertir en herramientas de salud digital.

Francisca Vargas reitera que es necesario contar con un proyecto financiero, en el que se puedan observar todos los egresos fijos y variables, además de los posibles ingresos a corto, mediano y largo plazo; si este proyecto no muestra factibilidad y rentabilidad, la estrategia es fallida, habrá muchos gastos y no se obtendrá el beneficio esperado.

Galena se conformó como una red que conecta a cinco mil especialistas con pacientes en todo el territorio nacional; el objetivo es crecer la consulta del médico y ayudarles a dar un seguimiento de los pacientes a través de nuevas herramientas tecnológicas. Luego de arrancar el proyecto, Francisca Vargas señala que la inversión en salud digital tendrá un retorno si los pacientes se sienten identificados con tus servicios y encuentra en ellos la atención médica que estaban buscando.

El riesgo está presente y puede convertirse en un problema si la empresa no cuenta con los conocimientos suficientes del público que pide el servicio en salud, añade Vargas.

“Al final, muchas cosas dependen del proyecto financiero y tu objetivo de negocio, pero indudablemente la rentabilidad de un proyecto se basa en que el retorno de inversión sea real, no buscar inmediatez, sino cronicidad y ganancias positivas”

3 Financiamiento de la salud digital En el caso de las startup, las rondas de financiación son los mecanismos más comunes para “levantar” recursos que permitan crecer estas empresas.

Ricardo Moguel explica que cada Venture Capital tiene su tesis de inversión, por lo que no existe una fórmula mágica para atraer inversionistas y convencerlos de participar en tu proyecto. Sin embargo, estos elementos se repiten al momento de evaluar a una startup que busca financiamiento: Calidad y experiencia en salud de los fundadores.

Capacidad para atraer talento a la startup, personas capaces que puedan ayudar a la resolución del problema que se pretende resolver. Planteamiento de la solución del problema y que los unit economics de esta solución haga sentido. Tamaño del mercado y saturación de soluciones existentes. Capacidad de ejecución de la startup y de conseguir resultados hiper-acelerados que muestran que hay un mercado para la solución propuesta. No obstante, también existen otros mecanismos de financiamiento, como las aceleradoras, la deuda bancaria y los programas gubernamentales, aunque mucho del recurso y los procesos dependen del país en el que se encuentre la empresa.

En este punto, Francisca Vargas también resalta la importancia de un asesoramiento adecuado antes de salir al mercado, pues después de varias rondas de financiamiento y la entrega de acciones a cambio de recursos, los fundadores solo mantienen entre 10 y 30% de la propiedad de su empresa; y esto ocurre en el momento crítico de madurez.

“En México estamos muy acostumbrados a “regalar” acciones a los inversionistas y los que tuvieron la idea acaban por diluirse. Hay que ir cumpliendo paso por paso con la finalidad de generar seriedad a los fondos de inversión y poder así generar un beneficio para los autores intelectuales y los inversionistas, “ “ destaca la médico y emprendedora”

LA DUPLA EXITOSA: MOBILIARIO ERGONÓMICO Y TELEMEDICINA

La inversión en salud digital es una tendencia al alza para 2022, y la telemedicina o teleconsulta es una de las áreas donde mayor oportunidad de crecimiento hay para los próximos años.

Entre las principales adquisiciones realizadas durante los últimos dos años están la de equipo médico y de cómputo, dispositivos y softwares que puedan facilitar la atención del paciente de forma remota, sobre todo en los momentos en los que el pico de la pandemia complica el acceso a servicios médicos. Sin embargo, es importante considerar que la infraestructura y el mobiliario juegan un papel importante en esta atención remota, pues si los prestadores de servicios cuentan con espacios cómodos y ergonómicos, su productividad aumenta.

Para 2022, y la telemedicina o teleconsulta es una de las áreas donde mayor oportunidad de crecimiento hay para los próximos años. Entre las principales adquisiciones realizadas durante los últimos dos años están la de equipo médico y de cómputo, dispositivos y softwares que puedan facilitar la atención del paciente de forma remota, sobre todo en los momentos en los que el pico de la pandemia complica el acceso a servicios médicos. Sin embargo, es importante considerar que la infraestructura y el mobiliario juegan un papel importante en esta atención remota, pues si los prestadores de servicios cuentan con espacios cómodos y ergonómicos, su productividad aumenta.

¿Cuál es el panorama que observan en la inversión que están haciendo hospitales, clínicas y consultorios en materia de infraestructura y mobiliario con la pandemia y el interés por la adquisición de innovaciones tecnológicas? ¿Por qué es importante invertir en un mobiliario ergonómico y qué beneficios tiene para el personal médico a mediano y largo plazo? Vemos que, a raíz de la pandemia, los hospitales, clínicas y otros consultorios médicos han incrementado su inversión en desarrollar o adquirir plataformas que les permitan brindar servicios de manera virtual, donde puedan tener esa comunicación bidireccional con el paciente, y a la vez poder agilizar la facturación y agendamiento de la consulta médica. De igual manera, se están haciendo mejoras y actualizaciones en los dispositivos que permiten la conectividad a internet y redes internas, incrementando así la capacidad y velocidad con que se pueden conectar virtualmente con sus pacientes y por ende proveerles con una buena experiencia.

El uso de mobiliario ergonómico es una de las mejores formas de promover la salud y aumentar el compromiso de los empleados con el empleador. Los beneficios de una estación de trabajo ergonómica son muchos, unos que se pueden ver a corto plazo, como el aumento de la productividad, menos errores, mejor enfoque e incluso más energía lo que mejora la experiencia de los pacientes.

Otros beneficios que se pueden observar a mediano o largo plazo son la reducción en el ausentismo debido a malestares o enfermedades derivadas de la mala postura, reducción en los costos de seguro médico y sobre todo mejoramiento y/o disminución de enfermedades relacionadas con el sedentarismo. Guillermo Urquía, Territory Account Manager – LATAM de Ergotron.

En entrevista, Guillermo Urquía, habla sobre el panorama de las inversiones en materia de telemedicina y las ventajas de contar con mobiliario ergonómico que se adapta a las nuevas necesidades de los prestadores de servicios de salud.

¿ Cuál es el retorno de inversión en este tipo de inversiones?

La inversión en estaciones de trabajo ergonómicas es a la vez muy beneficiosa económicamente. Estudios realizados por el Estado de Washington muestran que la productividad se mejora entre un 12% y 18%. Otro estudio de la universidad de Texas A&M muestra que contar con una estación donde se puede trabajar de pie y/o sentado aumenta la productividad hasta un 45%.

Otros estudios muestran también que usando dos monitores la productividad puede aumentar entre 20 y 30%. Con estos aumentos de productividad, podemos decir que en menos de 1 año el empleador puede recuperar la inversión en estaciones de trabajo ergonómicas de primera calidad.

¿Cuáles son los retos a los que se enfrentan los profesionales de la salud al momento de invertir en telemedicina? 

Los retos son muchos aún, especialmente cuando hablamos de las políticas y regulaciones gubernamentales en este tipo de servicios. También el poder desplegar una plataforma completa toma su tiempo y una planeación presupuestaria cuidadosa.

Además, en algunos casos nos enfrentamos a la poca cobertura de internet de alta velocidad especialmente en las zonas rurales, así como también de la confianza y adaptación a este nuevo servicio de consultas médicas. Creo que, con el tiempo y las experiencias positivas de los pacientes, este tipo de modalidad será la manera más fácil y económica de poder acceder a los servicios médicos.

¿Cuál es la tendencia global con respecto al crecimiento en telemedicina?

El mercado de telesalud y/o telemedicina está proyectado a alcanzar los US$191.7 billones para el 2025, comparado con US$38.7 billones de 2020, lo que significa una taza de crecimiento anual compuesto de 38%.

¿Cómo debe prepararse un profesional de la salud para el futuro de la telemedicina? 

Después del COVID-19, la telemedicina llego para quedarse y los profesionales de la salud deberán de tener la versatilidad de poder prestar los servicios que el paciente demanda, ya sea presencial o virtualmente.

Las plataformas de telemedicina tendrán que marcar el paso en la innovación e implementación de nuevas tecnologías que ayuden a prestar atención medica más allá de solo el seguimiento de las enfermedades crónicas, es decir, que también pueda ser una herramienta muy útil para poder detectar padecimientos o enfermedades más complicadas.

Cómo aprovechar la revolución de la telemedicina en tu consultorio u hospital

Es muy probable que los médicos no vuelvan a dar un servicio presencial como lo hacían antes de la pandemia de COVID-19. Ante la situación que se vive en todo el mundo —con rebrotes, confinamientos obligatorios y restricciones para salir—, se espera que la atención médica se siga dando de manera remota durante los siguientes años.

La consultora Frost & Sullivan estima que el mercado de servicios de telemedicina en Estados Unidos se multiplique por siete de aquí al 2025, con un índice de crecimiento anual compuesto de 38%. No obstante, el crecimiento que ha tenido la telemedicina y los pronósticos para los siguientes años, los médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud todavía tienen mucho por aprender.

Los prestadores de servicios de salud deben contar con equipos y componentes ergonómicos que faciliten la atención de forma presencial y remota a los pacientes Como resultado de estar frente a una computadora la mayor parte del día, están aumentando las afectaciones físicas como dolor de espalda, cadera, cuello, hombros y muñecas, afectando considerablemente el bienestar de los cuidadores de salud, lo cual puede influir directamente en el trato con el paciente al momento de dar la consulta.

Las personas que ahora brindan atención médica de manera virtual deben tomar en cuenta las recomendciones presentadas más adelante, de manera que estén cómodos y sin molestias al momento de recibir al paciente vía remota.

Después de todo, las prácticas y el equipo de trabajo que promueven el bienestar del usuario contribuirán a aumentar su atención e incrementar su energía, mejorando así la experiencia del paciente. 

Mejor postura, mejor atención al paciente

La mayoría de los médicos aseguran que estudiaron esta carrera porque quieren marcar una diferencia en la vida de sus pacientes.

Sin embargo, los médicos no esperaban que la teleconsulta se implementara tan rápido y fuera ésta la que cambiaría la vida de los pacientes y la de los prestadores de servicios, al dar una consulta frente a un monitor.

Como ya dijimos, una vez que los médicos se sientan cómodos frente al monitor, la experiencia del paciente será mucho mejor y éste se sentirá más cómodo y relajado para hablar con su médico sobre el padecimiento y tratamiento.

Por suerte, existen algunas técnicas que los médicos, enfermeras y otros prestadores pueden incorporar en su consulta para lograr este ambiente de confianza que se tenía en la consulta presencial:

Estas sugerencias mejorarán la experiencia del paciente, y permitirán a los prestadores de servicios contar con mejores elementos para diagnosticar y tratar al paciente.

SOSTENIBILIDAD EN LA INVERSIÓN: MANTENIMIENTO Y EXTERNALIDADES

La inversión tecnología y salud digital no es solo en dispositivos, equipo médico o software administrativo, señala el reporte Guidance for Investing in Digital Health.17

Cuando se considera una adquisición de este tipo, se deben tomar en cuenta otros componentes igual de importantes para obtener un retorno de inversión aceptable.

Capacidad y aptitudes humanas El personal clínico debe estar involucrado en la implementación de las herramientas de salud digital que adquiera el sistema hospitalario, ya que el éxito de dicha implementación depende casi en 90% del uso del personal que debe utilizarlo, asegura Víctor Medina, presidente de H7 capítulo México. Aaron Torres, médico urólogo y miembro del Departamento de Cirugía Robótica del Hospital ABC, explica que los profesionales de la salud requieren una gran capacitación para operar dispositivos digitales complejos, como lo son los robots de cirugía.

El problema, dice, es que los hospitales adquieren tecnología como esta sin saber si el personal que tiene ya se capacitó en el uso de estas herramientas, o si podrá cumplir con las horas de capacitación que se requieren.

Esta dificultad no solo se encuentra en temas complejos como la cirugía robótica: Medina señala que herramientas tan simples como el expediente clínico electrónico pueden fracasar si el médico no está familiarizado con ellas, pero sobre todo, si no está de acuerdo con su uso y no ve los beneficios que puede obtener al utilizarla. Además, debe considerarse otro de los problemas más frecuentes en las organizaciones de salud, que es la rotación del personal, por lo que es importante tener un plan de capacitación presupuestado para el personal de nuevo ingreso.

Mantenimiento e implementación de herramientas Al adquirir una solución de salud digital, el sistema hospitalario debe contemplar gastos de mantenimiento a futuro que no estén incluidos en el precio inicial, ya que en el sector médico los contratos de mantenimiento de las tecnologías suelen ser costosos, asegura Fernando Méndez.

De nuevo, Aarón Torres sostiene que los bajos números en la cirugía robótica se deben a que el dispositivo no se usa con la frecuencia con que se debería, porque no se cuentan con los recursos económicos para dar mantenimiento a los robots. Además de los gastos de mantenimiento, los sistemas hospitalarios deben considerar los gastos de instalación de los dispositivos y equipos médicos, así como los de implementación, en el caso del software que se quiera implementar.

Usabilidad de las soluciones Las herramientas de salud digital suelen presentarse como una solución a diversos problemas, pero muchas veces en su implementación no se considera al usuario final, si podrá utilizarla o incluso costearla.

“¿La parte interesada cuyo problema están resolviendo estará dispuesta o podrá pagarles? Por lo general, es mucho más fácil averiguar cómo crear valor en el cuidado de la salud que averiguar quién está dispuesto y es capaz de pagar por el valor que está creando, explica el doctor Daniel Durand, director clínico de LifeBridge Health, en Baltimore, Estados Unidos.”

En tanto, Mark Kandrysawtz, director de Innovación de WellSpan Health en Pensilvania, afirma que la primera señal que se considera al hacer una nueva inversión es la facilidad de uso por parte de pacientes y proveedores.

“Una nueva tecnología puede hacer avanzar la atención clínica de manera exponencial, pero si la experiencia del usuario no es intuitiva, tanto para el equipo de atención, como para nuestros pacientes, sabemos que será difícil lograr un retorno de la inversión positivo”

“Es importante considerar si estos gastos se van a incluir en el financiamiento, pues generarán más intereses, o si se separaran de la opción de crédito.”

También hay que considerar que algunas opciones de financiamiento no aceptan obras de adecuación “ dentro de su aprobación, dice Méndez.

Arquitectura e infraestructura La implementación de herramientas digitales requiere muchas veces de la instalación de redes de conectividad y algunas obras de remodelación en el sistema hospitalario, por lo que este gasto también debe ser considerado al momento de adquirir un nuevo software o equipo médico, explica Fernando Méndez, director comercial de Healthcare Systems Mexico.

El especialista financiero cita ejemplos como ciertos softwares médicos, que requieren que el hospital cuenta con una red cableada de alto desempeño, VPN, o conexiones estables de internet. Mientras que los dispositivos médicos deben considerar el factor eléctrico y de construcción para tener un buen desempeño en la atención médica, pero que puede generar un aumento en el costo de la inversión inicial.

Víctor Medina explica que una vez que se hayan analizado los factores explicados en el capítulo 2, y los cuatro puntos extra de financiamiento, la organización puede tener más claras sus debilidades y fortalezas, que le ayudarán a elaborar un plan de adquisiciones en el que se incluyan todas las externalidades de la inversión.

Este plan ayudará a identificar periodos claros de retorno de inversión, ya que la mayoría de las inversiones de salud digital requieren alrededor de nueve años, antes de que se puedan alcanzar beneficios netos, señala el reporte de Asian Development Bank

SOSTENIBILIDAD DE LA INVERSIÓN 

Para lograr que la inversión alcance los beneficios del retorno de inversión es necesario que ésta sea sostenible durante de este tiempo, y así evitar el fracaso.

En este punto, la planeación de presupuesto cobra mayor relevancia, asegura Víctor Medina, pues frecuentemente se adquieren soluciones y solo se presupuesta la adquisición, pero no se toma en cuenta la obsolescencia de equipos, las actualizaciones de software, los cambios en necesidades de conectividad, el mismo crecimiento de la organización y tener un presupuesto dedicado a estos aspectos en el futuro.

También se debe considerar un presupuesto para la seguridad de información y de los equipos, teniendo en cuenta que los ciberataques se han vuelto un tema común en la industria de la salud, y sobre todo en los hospitales. Fernando Méndez también resalta la importancia de contar con un plan de retorno de inversión realista y serio, que considere todos los puntos anteriores.

A eso se debe añadir un estudio de mercado que considere la demanda real de esa tecnología, y la forma en cómo podrá monetizarse; un buen indicador para medir su eficacia puede ser ahorro por eficiencias o aumento en consultas.

OPCIONES DE FINANCIAMIENTO: ¿CÓMO ELEGIR LA MEJOR?

Hasta antes de la pandemia, el sector salud había enfrentado retos para encontrar financiamiento para proyectos de construcción de infraestructura o nuevas sedes, así como equipamiento y adquisición de innovaciones tecnológicas. 

“Previo a la crisis sanitaria, algunos bancos, los fondos de inversión, arrendadoras especializadas, financieras de tamaño medio y los fabricantes de dispositivos médicos comenzaron a diseñar productos de crédito especializado para hospitales, o en su defecto, adaptaron los existentes para aplicarse a los negocios de salud, explica Fernando Méndez, director comercial de Healthcare Systems de México.”

Pero el inicio de la pandemia en enero de 2020 es, sin duda, el inicio de una nueva etapa en el financiamiento y adquisición de las herramientas de salud digital en los hospitales.

A partir de que el interés por la salud digital creció, las empresas de financiamiento también buscaron entre las opciones que podían ofrecer a los sistemas hospitalarios para enfrentar el reto del confinamiento, la atención a distancia y la operación administrativa tan demandante que se exigió con la saturación de los servicios.

La pregunta es ¿qué tan interesante se ha vuelto la industria de la salud para las empresas crediticias, como los bancos? Fernando Méndez asegura que el sector financiero del país tiene ahora un mayor interés en la industria médica que en años anteriores, y se ha dedicado a entender la fortaleza del mercado hospitalario para resistir las crisis, pero también su tendencia de crecimiento, junto con nuevas tecnologías y la necesidad de contar con tratamientos especializados para una población que comienza a envejecer.

Por ello, tanto los sistemas hospitalarios, como las empresas de financiamiento, hacen un análisis más profundo antes de elegir la herramienta financiera que mejor se adapte a sus necesidades y objetivos de negocio. 

¿Qué deben considerar los hospitales?

Mientras las empresas muestran mayor interés por los sistemas hospitalarios, los directores deben voltear a su interior y revisar la situación estratégica y financiera actual de su organización, señala el reporte A guide to financing strategies for hospitals, elaborado por la American Hospital Association y la consultora Kauffman Hall.21 De acuerdo con el reporte, que hasta ahora sigue vigente, esta revisión debe incluir un análisis de los siguientes 9 puntos: 

La consultora Kauffman Hall recomienda también hacer estos análisis cada seis meses, pues la situación es tan cambiante en tan poco tiempo, que toda la información debe ser evaluada constantemente. 

Herramientas de financiamiento

Luego de que los sistemas hospitalarios tuvieran mayor relevancia, como una industria de interés para los inversionistas y las empresas de financiamiento, se han desarrollado herramientas que se adaptan a las distintas necesidades, tamaño de los hospitales y capacidad de pago de cada uno de ellos.

Ley de Adquisiciones

Hay que recordar que el sistema público de salud en México se financia con dinero etiquetado en el Presupuesto de Egresos, tanto de la Federación como de los gobiernos locales, quienes tienen la obligación de asignar recursos para financiar los servicios de salud y, en este caso, adquirir bienes relacionados con la salud digital.

A través de la Ley de Adquisiciones, los hospitales públicos pueden comprar equipo, software y dispositivos digitales para brindar atención médica. Dicha ley permite hacerlo a través de un concurso de licitación pública, o mediante una adquisición directa, cuando en el concurso no se cumplan con las bases estipuladas por las instituciones de salud. 

Asociaciones público-privadas

Los hospitales públicos pueden acceder a recursos para renovar su equipo médico o adquirir nuevas tecnologías digitales a través de los fondos otorgados mediante la figura de asociación público-privada.

“Una asociación público-privada se refiere a un acuerdo entre el sector público y el sector privado en el que parte de los servicios o labores que son responsabilidad del sector público es suministrada por el sector privado bajo un claro acuerdo de objetivos compartidos para el abastecimiento del servicio público o de la infraestructura pública”

Esta figura de financiamiento se rige por la Ley de Asociaciones Público Privadas y su reglamento, además de cumplir con otras leyes como la General de Bienes Nacionales y la Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

Los proyectos para financiar se licitan conforme a la legislación y se nombra a un ganador del sector privado, quien entregará los recursos para el funcionamiento de los activos, mientras el Estado se encarga de operarlos. 

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) 23 señala que el concesionario, o ganador de la licitación, debe atender los requerimientos asistenciales y normativos, en términos de disponibilidad, calidad y seguridad de los equipos.

Los alcances de este servicio integral son, por lo tanto:

• Gestión de la adquisición, reposición, traslado, instalación y puesta en marcha del equipamiento médico considerado durante el periodo de la concesión, así como de la capacitación de los funcionarios del hospital.

• Gestión de la administración y mantenimiento de estos activos , con el fin de asegurar su custodia, disponibilidad y su operación confiable y segura.

Crédito simple

El crédito simple es un crédito a largo plazo que se otorga a empresas de comercio, servicios o industrias, y el dinero puede ser destinado para la compra de activos de la empresa, aumentar la capacidad de producción o atención del negocio, o construir un nuevo inmueble.24

En esta modalidad, las clínicas y hospitales contratan una línea de financiamiento que se irá pagando en los plazos acordados, siempre abonando al capital y a los intereses.

“En esta opción, el equipo médico no suele ser la garantía principal; más bien los estados financieros del hospital o clínica son la garantía para quien presta el dinero. Y esta opción puede ser atractiva para organizaciones con historial crediticio positivo y con estados financieros sanos, explica Fernando Méndez”

Entre los diferentes tipos de crédito simple están:

Algunas empresas dedicadas a este tipo de financiamiento entregan facturas a nombre del comprador desde el primer momento, pero también solicitan un enganche mínimo para poder entregar el equipo médico comprado. Comodato En esta opción de financiamiento, el proveedor entrega el equipo principal al hospital sin costo para éste.

El prestador de servicio lo puede utilizar sin desembolso, pero con el compromiso de restituirlo al terminar su uso o comprando los accesorios y consumibles que necesita el equipo para su operación.

Fernando Méndez asegura que esta opción suele ser viable solo en el caso de tecnología médica que requiera insumos especializados y constantes, como el equipo de monitoreo, las bombas de infusión, los equipos de diálisis, las procesadoras o impresoras de películas radiográficas, electrobisturís y bombas inyectoras de material de contraste. Estos equipos tienen un consumo importante de desechables y consumibles de costo considerable, que equivale a la amortización del costo del equipo, pero que también permite lograr un margen de ganancia.

Los contratos por comodato incluyen los servicios técnicos, el mantenimiento y la reposición inmediata en caso de que el equipo se dañe. Sin embargo, se debe considerar que no todos los insumos desechables que se necesitan tienen un costo elevado; en algunos casos, los insumos universales o de fabricación local pueden costar hasta 70% menos que con el fabricante.

Por ello, se recomienda hacer una revisión exhaustiva de este material, ya que en el comodato no se adquiere el equipo y, al final, lo que parece un ahorro para contar con un equipo innovador no resulta así, y conviene más comprarlo.25

Esquema de arrendamiento

Es un contrato mediante el cual el arrendador se obliga a conceder el uso o goce de un equipo a un arrendatario por un periodo determinado y éste a pagar una renta por dicho uso como contraprestación, señala Credijusto.

De acuerdo con la empresa de financiamiento, existen tres modalidades de arrendamiento:

De las diferentes opciones que los proveedores de soluciones digitales para la salud manejan para sus clientes, una de las mejores es el esquema de arrendamiento por uso de la herramienta. Con este esquema, la inversión inicial es menor y el costo total se prorratea, por lo que la adquisición de las herramientas es menos onerosa, explica Victor Medina, presidente de H7 Capítulo México.

Sin embargo, en los costos finales se debe considerar la tasa de interés y las comisiones que estén asociadas al arrendamiento, añade Enrique Rivero Borrel, Chief Financial Officer de Keladem Investments, consultora especializada en temas financieros. Al finalizar el contrato de arrendamiento, el sistema hospitalario tiene varias opciones: lo devuelve al arrendador; lo compra a un valor estimado en el mercado; o renueva el contrato.

“En esta opción, el equipo médico suele jugar un papel importante como garantía de la operación”

asegura Fernando Méndez. La ventaja es que el hospital o clínica puede adquirir equipo costos de última generación, como los de monitoreo, anestesia, de laboratorio, tomógrafos, rayos X, ultrasonidos, arco en C, resonancia magnética, unidades dentales, ortopantomógrafos, escáneres para prótesis, radiovisiógrafos, CAD, CAM, mastógrafos, impresoras digitales, impresoras 3D, láser, microscopios y ventilación mecánica, entre otros.

Servicio integral En esta modalidad el proveedor surte todo lo necesario para los procedimientos: dispositivo médico, redes e insumos, todo a cambio de un pago por estudio o procedimiento que se realice con el equipo

“La duración del contrato debe ser de tres años, para que la compañía tenga tiempo de amortizar el costo de los equipos, y de esta manera tanto el proveedor como la institución pueden obtener ganancias, explican los especialistas a la revista El Hospital.”

Este método se recomienda para inversiones en digitalización de imagenología, departamentos de cirugía de mínima invasión, o cualquier servicio que requiera el surtimiento de numerosos accesorios diferentes, y puede ser práctico para contar con todo lo necesario en los procedimientos, pero debe cuidarse los sobrecostos que esto puede representar, afirma Fernando Méndez.

Renta

En este caso, un inversionista ofrece los equipos en renta al usuario final durante un tiempo determinado.

Existen varias opciones, aunque dependen de muchas variables, como la capacidad financiera del cliente y el tamaño de la inversión; la estrategia comercial corporativa, que está relacionada directamente con el mercado y el producto; y los factores críticos de la financiación.

Antes de optar por esta modalidad, el usuario final debe ser consciente de su estructura y capacidad financiera para asumir el endeudamiento, sobre todo si se trata de empresas nuevas o de reciente creación. 28

¿Cómo elegir la mejor herramienta?

Una vez que se analizó la situación financiera del sistema hospitalario y se revisaron las herramientas de financiamiento, es momento de tomar la decisión final.

Para tomar la mejor opción, María Fernanda González, consultora de salud en Common Management Solutions, asegura que es necesario contar con asesoría adecuada en la materia, que ayude a analizar y comparar los diferentes tipos de financiamiento. Esta asesoría también debe contribuir a evaluar las características generales y particulares de cada alternativa.

 “Por ejemplo, un financiamiento en línea puede tener ventajas o desventajas asociadas a no ser una banca tradicional, en donde nuevamente vemos auge de uso de nuevas tecnologías en otros ámbitos. Será importante considerar también las tasas e intereses que se ofrezcan para cada financiamiento, a manera de asegurar que se cumplen con las necesidades del negocio en cuestión”

En tanto, Victor Medina, presidente de H7 Capítulo México afirma que la mejor herramienta es la que mejor cumpla con los requisitos y necesidades de cada organización, por lo que debe realizarse un estudio minucioso de las coincidencias entre la herramienta y estas necesidades para evitar nuevos desarrollos o incumplimiento de expectativas con el consiguiente aumento en costo total. 

Medina coincide con González, en que la asesoría de un experto es indispensable, pues el proceso de selección requiere de mucho trabajo previo de evaluación para adquirir la solución que mejor se adapte a las necesidades de la organización. Por su parte, Fernando Méndez recomienda que al momento de elegir cualquiera de las opciones ya mencionadas, es importante evaluar la situación contable interna del hospital o consultorio a través de estas tres preguntas:

¿Conviene una deducción a través de gasto por renta?

¿Es preferible la contratación de un crédito simple, y la deducción solo de intereses?

¿Conviene aumentar los activos del hospital, a través de una compraventa a plazos?

Además, la organización debe considerar los plazos e intereses que se establecen en la contratación de financiamiento

“Si el retorno de inversión de la tecnología médica adquirida suele presentarse en un corto plazo, es conveniente solicitar opciones que no exijan mayores plazos, ya que de otra manera se pagarían intereses innecesariamente. Por el otro lado, si la inversión en la tecnología médica suele presentar retorno dentro de un largo plazo, será conveniente solicitar este tipo de plazos, para que el mismo software, equipo o tecnología financiada pueda generar flujos suficientes para pagar la deuda adquirida”

Por ejemplo, la adquisición de dispositivos médicos digitales, como tomógrafos, suelen presentar un retorno de inversión a mediano plazo, pero se obtiene un mejor margen de ganancias, mientras que en otras herramientas, como el software de teleconsulta, suelen poder financiarse directamente son su proveedor u optar por pagos mensuales por uso.

Conclusiones

Por ejemplo, la adquisición de dispositivos médicos digitales, como tomógrafos, suelen presentar un retorno de inversión a mediano plazo, pero se obtiene un mejor margen de ganancias, mientras que en otras herramientas, como el software de teleconsulta, suelen poder financiarse directamente son su proveedor u optar por pagos mensuales por uso.En materia de financiamiento, la industria de la salud ha visto un creciente interés de inversionistas que vieron en ella una posibilidad de crecimiento, pero también un espacio de beneficio social para los países, sobre todo después de la pandemia.

Ya los especialistas comentaban que no fue casualidad que a raíz de la crisis sanitaria por coronavirus, se multiplicarán las posibilidades para financiar a la industria sobre todo en temas de tecnología y digitalización, que se han convertido en la tendencia de los dos últimos años.

Y tampoco es casualidad que los sistemas hospitalarios ahora cuenten con más opciones para financiar la compra de herramientas digitales, pues son ellos los compradores más grandes de este tipo de tecnologías y los responsables de utilizarla en el paciente, que es el usuario final en esta cadena Pero tomar una decisión de este tipo no ha sido fácil para la dirección de hospitales, clínicas y consultorios.

Si bien estamos en la consolidación de la tecnología en salud, la crisis sanitaria y la falta de recursos económicos de los pacientes y la poca atención médica brindada durante la pandemia impactó fuertemente las finanzas de los hospitales.

Por ello, cada peso que se invierte en tecnología debe ser pensado a conciencia y considerando tres pasos que dejamos sobre la mesa:

Los tomadores de decisión en los hospitales y clínicas hoy tienen una responsabilidad muy grande en sus manos: invertir en tecnología que ayude a su operación, brinde un servicio de calidad y mejore la atención del paciente. Por lo que esperamos que este reporte, ayude a guiar sus pasos para el futuro.